Evaristo Rivera Vázquez

Breve biografía de Evaristo Rivera Vázquez, realizada por Manuel Cabada Castro, e que mantemos na súa versión orixinal:

Evaristo nació en Santa Cruz de Arrabaldo, parroquia del ayuntamiento de Ourense, al día siguiente de la festividad de los Reyes Magos del año 1929 y falleció en Salamanca el 22 de enero de 2017 a los pocos días de cumplir los 88 años de edad. Los estudios previos a su ingreso en la universidad los realizó en el Colegio Apóstol Santiago, inicialmente en su sede de Mondariz y luego en la posterior de Vigo. Durante sus estudios en la sede de Vigo fue dos veces Príncipe del Colegio. La primera en el curso 1942/43 en la sede de Bellavista (Vigo), cuando existía al mismo tiempo durante este curso otra sede aún en Camposancos (A Guarda); la segunda vez en el curso 1944/45, cuando estudiaba su último curso (7º) de bachillerato. Al concluir estos estudios y aprobar la reválida, Evaristo pretendía ingresar ya en la Compañía de Jesús, pero sus padres (Evaristo y Esclavitud) le propusieron o aconsejaron que iniciara sus estudios en la universidad para que durante ese tiempo pudiese madurar algo más su decisión de hacerse jesuita. Fue así como inició sus estudios en la universidad compostelana, en la Facultad de Filosofía y Letras, Sección de Historia, aprobando todas las asignaturas de este su primer curso de carrera (1945/46). Pero Evaristo continuaba sintiendo la llamada a la Compañía de Jesús y sus padres accedieron entonces, no sin el comprensible dolor (él era además hijo único), a su ingreso en el Noviciado de Salamanca, no dejando de acompañarlo en este su primer viaje como lo harán también en otras visitas posteriores a la ciudad del Tormes (tal como anotará su hijo en el Diario).

Tras los dos años de Noviciado (un mes y pico más, debido al retraso con que le llegó a Salamanca la documentación pertinente, las “testimoniales”, tal como se comentará en el Diario) hace sus primeros votos el 8 de diciembre de 1948 para continuar seguidamente con la formación religiosa y los estudios humanísticos del Juniorado allí mismo y luego con los filosóficos en la Universidad de Comillas (Santander), en donde se licenciará en Filosofía. Al terminar estos estudios, y en lugar de realizar seguidamente la habitual etapa de “magisterio” en algún colegio, retoma en Santiago con el curso 1954/55 los estudios de licenciatura en Historia en la universidad compostelana, que habían quedado interrumpidos con su entrada en el Noviciado, hasta obtener el 25 de octubre de 1958 el grado de licenciado con la calificación de sobresaliente y Premio Extraordinario tras la presentación de su trabajo de licenciatura con el título “El Colegio de la Compañía de Santiago de Compostela”. Un trabajo que  le había propuesto D. Ramón Otero Pedrayo, el gran patriarca de las letras gallegas, y que fue dirigido también por él. Según testimonio escrito (2002) del propio E. Rivera, fue Otero Pedrayo quien de hecho le encaminó a estudiar la historia de los jesuitas en Galicia, comentando además al respecto: “Nunca podré olvidar las conversaciones cordiales que sobre todo esto mantuvimos en su pazo de Trasalba”. Al fin y al cabo, y como el mismo Rivera indica, Trasalba y Santa Cruz de Arrabaldo son “parroquias aledañas” del mismo ayuntamiento de Ourense.

En los años posteriores continuará E. Rivera con sus estudios normales de teología en la Universidad Comillas (Santander). Quien, tanto en el colegio de Vigo como durante el Noviciado, había dado muestras de su filial devoción a la Virgen (como se mostrará en el Diario) tendrá ocasión ahora de intervenir en su honor en un acto público, dirigido y organizado por su profesor el P. Apolinar Morán, que tuvo lugar en Comillas los días 7 y 12 de marzo de 1958. Pues dicho acto público versaba, efectivamente, sobre “Los milagros de Lourdes (Conmemoración Académica del Centenario 1858-1958)” y su intervención llevaba como título “Una objeción contra la verdad filosófica del milagro: ‘Las fuerzas desconocidas de la naturaleza’”. El día 15 de julio de 1960 recibe su ordenación sacerdotal.

Una vez concluidos sus estudios teológicos, vuelve en 1961 durante un par de años a Santiago para iniciar allí la preparación de su tesis doctoral sobre la  labor educativa de la Compañía de Jesús en Galicia y atender al mismo tiempo espiritualmente a los estudiantes universitarios del colegio mayor de la Compañía en la misma ciudad. Pero como E. Rivera, además de buen estudiante e investigador, no carecía de relevantes dotes humanas de gobierno, es requerido también por sus superiores para otros cargos, como el de Socio del P. Provincial en la Curia de León en 1964/65 y, posteriormente, el de Rector entre los años 1965 y 1969 en el Colegio de León. Seguidamente ejercerá todavía labores docentes y educativas en el Colegio de Vigo durante varios años hasta poder disponer luego de un ligero respiro para continuar con su trabajo de investigación histórica sobre la temática de su tesis en 1973/74.

Ligera o efímera tal dedicación intelectual, porque una vez más tendrá que volver a tomar sobre sí las responsabilidades de Rector, ahora del Colegio de Vigo, en donde permanecerá hasta los comienzos mismos de la década de los años ochenta. Sólo desde entonces podrá dedicarse con la deseable continuidad a la elaboración de su tesis.

Por fin, el 12 de julio de 1986 logra defender exitosamente su tesis doctoral en la Sección de Historia de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Santiago, que había sido dirigida por el catedrático Manuel Lucas Álvarez. No es nada extraño que, tras las diversas ocupaciones a las que hubo de dedicarse, el nuevo doctor estuviese a estas alturas próximo ya a los sesenta años de edad, que cumpliría efectivamente sólo tres años después al ser publicada en forma de libro su tesis con el título de Galicia y los jesuitas. Sus colegios y enseñanza en los siglos XVI al XVIII (La Coruña, Pedro Barrié de la Maza, 1989). Sería esta su obra fundamental, aportando en ella información relevante y desconocida sobre una amplia e importante época histórica; más concretamente, sobre el influjo, especialmente educativo, de los jesuitas en  Galicia desde los tiempos de San Ignacio hasta su expulsión por Carlos III a mediados del siglo XVIII. Y será también, entre otros, muy valioso otro libro suyo que lleva por título Colegio Apóstol Santiago. Historia de una larga peregrinación (Vigo, Colegio Apóstol Santiago, 1993).

Fruto y acompañamiento al mismo tiempo de estas y otras investigaciones suyas es el “Archivo Histórico de la Compañía de Jesús en Galicia”, creado por él, que se encuentra en el Colegio Apóstol Santiago de Vigo. Es por ello bien comprensible que años después, el 18 de mayo de 2002, la promoción 1944-1952 del Colegio Apóstol Santiago de Vigo le concediese “el máximo diploma de honor, en reconocimiento a su compromiso como compañero ejemplar, Rector e historiador de nuestro querido Colegio”. Con anterioridad, el 26 de junio de 1992, y a raíz de la publicación de su mencionada tesis doctoral, había sido ya nombrado E. Rivera miembro Correspondiente de la Real Academia de la Historia.

É unha iniciativa da plataforma en Internet GaliciaDigital destinada a publicar obras de temática diversa, tanto publicadas como inéditas para ofrecelas a un público ao que poden interesar, e que doutro xeito non tería acceso a elas.

ENTRAR

Últimas Publicacións

Contacta

  • Galicia Digital
    (Interdix Galicia S.L.)
    C/Nóreas, 30 - Entresuelo

    27001 - Lugo (Spain)

  • +34 982 226 309
  • correo@galiciadigital.com